La Estrella

“—De acuerdo. ¿Cómo puedo llegar al río Amarillo? —pre­guntó imitando el acento de la mujer, el acento de Shandong. —¿Qué río Amarillo? —preguntó ella. —El río Amarillo, sólo hay un río Amarillo en China. Su ciudad, Jinan, ¿no está al borde del río? —¿De qué está hablando? Mi ciudad está lejos del río. Nun­ca heSigue leyendo “La Estrella”