Artículos, Diosas, Rueda de Avalon

El Re-Cuento de Rhiannon

En Beltane en la Rueda de Avalon celebramos el amor, la sensualidad, la sexualidad y el florecimiento de la Primavera, a Rhiannon, la Yegua Blanca, que cabalga misteriosamente en las laderas de los cerros. Rhiannon habita el Annwn el inframundo Celta, y esto la conecta directamente con la festividad opuesta que es Samhain.Ella es también Reina de Elfland, la tierra de los Elfos. En esta festividad llamamos al consorte de Rhiannon Pwill, él visitó el inframundo e interrumpió la Caza Salvaje del Ciervo del Dios astado Kernunnos. Ante tal ofensa, debió intercambiar lugar en el inframundo con el Dios Lunar Arawn. Para entrar tuvo que beber de las aguas de Mab, el río rojo del otro mundo. Su jornada de iniciación fue ayudada por Rhiannon quien se le aparece en un sueño con dos manzanas, una para él, la manzana del conocimiento, y otra para su oponente, con tal consejo, Pwill gana la batalla y puede volver al mundo de arriba el próximo Beltane. En donde buscará a Rhiannon en las colinas de los montes de los Summerlands.

rhiannon

 

Una tarde luego de su comida Pwill va desde su palacio en Narberth a Gorsedd o al Túmulo de Arberth, del cual se dice que quienquiera que se siente en el Túmulo recibirá heridas o golpes o verá una gran maravilla. Mientras estaba sentado ahí en el atardecer, Pwill ve a la Dama vestida de color dorado y cabalgando un caballo blanco alrededor del camino hacia el Túmulo. Envió a uno de sus hombres para averiguar quién era Ella. El hombre corrió tras Ella mientras cabalgaba, pero mientras más rápido corría más lejos parecía estar la Dama, a pesar de que su paso parecía no alterarse. Pwill luego envió a al hombre al palacio para obtener un caballo e ir tras ella, pero de nuevo mientras más urgía a su caballo a ir rápido, más lejos parecía estar la Dama, sin embargo Su paso parecía el mismo.
Al día siguiente Pwyll volvió al Túmulo con su hombre y caballo. Una vez más la Dama de dorado pasó cerca y Pwyll envió a uno de sus más jóvenes y rápidos jinetas para averiguar quién era Ella. El hombre La siguió pero una vez más sin importar lo rápido que cabalgaba, no la podía alcanzar mientras Ella seguía al mismo paso. Algo extraño ocurría.
La tercera tarde Pwyll tomó su caballo, con montura, listo para cabalgar, hacia el Túmulo. La Dama apareció una vez más y mientras pasaba Pwill montó su caballo y corrió tras Ella, pensando que sería fácil alcanzarla. Sin embargo, no importando cuan duramente cabalgaba su caballo, no La pudo alcanzar. Luego de un largo tiempo, exhausto, La llamó,
“O doncella, en el nombre del mejor amante, quédate para mi”
“Me quedaré con gusto”, Respondió Rhiannon, “Y habría sido mejor para tu caballo que me preguntaras mucho antes.”
La Dama se detiene y remueve el tocado que cubre su rostro, develando Su belleza.
“Dama” dice Pwill “Me dirás tu propósito”
“Te lo diré” dice Ella, “Mi mayor propósito era encontrarte.”’

GoddessRhiannonwithEpona

Volviendo del Inframundo Rhiannon y Pwill se casan y reinan felices en los Summerlands durante tres años. Hasta que Rhiannon da a luz a su hijo Pryderi, que significa “ansiedad”. A los tres días Pryderi desaparece y Rhiannon es culpada de haberse comido a su bebé.
Pwill enfurecido ordena el exilio de Rhiannon fuera del castillo en los establos por siete años.
Un paisano llamado Tiernon tenía una yegua y pasó la noche en su establo para ver el nacimiento de un potro. Al nacer este, un enorme buitre entró por la ventana y se robó el potro, en su lugar apareció un bebé. Tiernon noto el parecido entre el bebé y los soberanos y lo llevó al palacio.
Pwill libera a Rhiannon de su castigo.Su hijo de Cabellos Dorados, mitad humano, mitad Elfo, reinaría luego de morir Pwill.

Texto Adaptado de Kathy Jones “Spinning the wheel of Ana”

y de “Mabinogion”, Leyendas Galesas.

 

Anuncios