El Ermitaño

«Los lazos entre un ser y nosotros  no existen más que en nuestro pensamiento. La memoria al debilitarse los relaja y a pesar de la ilusión con la cual quisieramos ser engañados y luego, por amor, por amistad, por educación, por respeto humano, por deber, nosotros engañamos a los otros, nosotros existimos solos. El hombreSigue leyendo «El Ermitaño»

Anuncio publicitario