Artículos, Rueda de Avalon

El Equinoccio de Otoño en la Rueda de Avalon

La rueda de Avalon comienza simbólicamente a girar cada Samhain, cuando Kerridwen comienza a revolver el caldero de transformación, en que cada día, y a la hora planetaria correcta, dejará caer las hierbas que producirán el elixir de sabiduría. Quien quiera que lo pruebe se convertirá en el ser más sabio de la tierra.

Sin embargo Gwyon Bach probó accidentalmente la pócima antes de tiempo cuando a Kerridwen se le salpicaron unas gotas del caldero y al darse cuenta de que de pronto comprendía todo huyó.

El caldero cuyo remanente era sólo veneno se partió en dos y envenenó a los caballos de Gwyddno Garanhir que bebían de un manantial que se contaminó del brebaje aquel.

Kerridwen decidida, salió en búsqueda de Gwyon y ambos danzan la transformación en distintos animales simbolizando los cuatro elementos. Para el Fuego el se transforma en Liebre y ella en un Galgo, para el Agua, él se transforma en pez y ella en nutria, para el Aire, el se transforma en pájaro y ella en un halcón incansable. Por último, y no menos importante, el se transforma en un grano de trigo y ella en la gallina negra, representando el último elemento, la tierra.

birthoftaliesin1235692905154

Luego de ser tragado, el grano de trigo crece en el útero de Kerridwen hasta dar a luz a Taliesin, el Merlin.

Este paso por ocho estaciones o festivales es el que vivimos año a año en la Rueda de Avalon.

Nuestra última estación antes de volver a comenzar el ciclo de Kerridwen se celebra en el equinoccio de Otoño, el tiempo de la manifestación, la cosecha final donde todos nuestros sueños se materializan. En el hemisferio norte el equinoccio de Otoño en nuestro hemisferio coincide con el final del tiempo de Piscis que trajo la abundancia de Ker y con el inicio de la rueda del zodiaco en Aries, por lo que adquiere en nuestra rueda el sentido de final y comienzo, es para nosotros en Chile también el tiempo en que comienza el año escolar y en que se comienzan varias actividades burocráticas, exagerando esta condición. El equinoccio otoñal es uno de los puntos de equilibrio entre la luz y oscuridad diurnas y nocturnas. Como punto de equilibrio suele simbolizarse por la doble espiral o también por el símbolo del infinito.

DSC_0080

En la Rueda de Avalon celebramos en este tiempo a las Diosas de la Tierra, como el útero de abundancia, sustento y seguridad, la llamamos Banbha como Diosa ancestral del Oeste, del Oeste donde está Irlanda o del Oeste hacia donde se orientaban las tumbas neolíticas. También la celebramos como Diosa planetaria, como Ertha o como Gaia. Este final de la Espiral nos lleva por supuesto a mirar la dirección que falta, la novena dirección, el centro del espiral. Aquella dirección que nos acompaña todo el año y cuya manifestación interna es la Dama de Avalon, mientras que la externa es la Diosa de la Tierra que nos rodea en este momento.

A partir de este Equinoccio los días se vuelven más cortos y miramos hacia Samhain y hacia un nuevo ciclo de transformación con Kerridwen.

 

Fuentes: Mabinogion, traducido por Lady Charlotte Guest

Priestess of Avalon, Priestess of the Goddess, by Kathy Jones.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s